domingo, 24 de mayo de 2015

LO QUE ENCONTRÉ BAJO EL SOFÁ

Qué ocurre al mover un sofá? ¿Y al mover una vida?
Quizás encuentres objetos -o personas- que ya habías olvidado, un calcetín que se quedó sin pareja o una pareja a la espera, esquirlas de otra vida... o uno de esos secretos que te obliga a pronunciar la frase que lo cambia todo: "tenemos que hablar"

¿Y si movemos una sociedad?
Entonces uno se da cuenta de que vive en un lugar con demasiados gusanos para tan poca manzana. Pero también un lugar donde, al observarnos, descubrimos que somos los primeros en hacer aquello que tanto criticamos.

Cuando en 2011 Espasa publicó El bolígrafo de gel verde , los lectores se encontraron con un libro que ya empezaba a triunfar en las redes sociales pero cuyo contenido era un misterio. Dos años después, Eloy Moreno publica su segunda y esperadísima novela. De nuevo, el “de qué trata” es lo de menos, porque hay historias que no pueden resumirse en unas líneas.

Después de leído si puedo decir de que va, una novela de contenido absolutamente actual, nos hace pasear por las calles de un Toledo diferente. Calles que son el escenario de unas pistas intrigantes, que te motivan a devorar sus páginas. 

Para mí ha sido trasladarme al recuerdo y redescubrir Toledo a través de sus historias.